21 de mayo de 2013

MEDITACIÓN CON EL CORAZÓN

 EL CORAZÓN

MEDITACIÓN 


Llave del corazón

Agradezco mucho esta interacción que mantenemos, que me sirve de gran ayuda a la hora de elegir la entrada más interesante y útil. 
Esta noche una persona me ha hecho un comentario, recordándome lo costoso que es para uno mismo,  distinguir a la persona más adecuada para mantener una relación duradera.


 Nuestra necesidad de amor hace que la vista se nos nuble y como en el cuento de La Bella Durmiente, nos quedemos con el primero/a que nos da un beso, tomándole/a como lo mejor, lo más sublime o perfecto que la vida nos ofrece, sin darnos cuenta que no deja de ser un "ser humano en pruebas", como nosotros.
Para estos momentos de duda os propongo la Meditación del Corazón.

Primavera en el corazón
Nos sentamos cómodamente apoyamos las manos en los muslos y vamos soltando las tensiones, soltamos las piernas, la pelvis, el estomago, pecho, garganta, cabeza y soltamos las tensiones, con cada inspiración respiramos luz y expiramos todo lo que nos hace estas encogidos y en guardia....
Fijamos la atención en el corazón físico, lo sentimos palpitar y vemos como con cada latido se hace más y más grande y nosotros pequeñitos, muy pequeñitos, tanto que nos podemos introducir en el y penetrar en nuestro centro de amor.
 Una vez dentro, estamos en una sala muy grande adornada con luz de todos los colores del arco iris.
Nos dirigimos al centro de la sala donde hay un gran recipiente de cristal dorado de donde salen unas llamas preciosas de mil colores, que si pasamos las manos por encima no nos quema, porque ahí esta nuestro fuego interno y es nuestro núcleo de amor y paz.
Y.. desde este centro pensamos en la persona que nos interesa y preocupa y la traemos aquí, a nuestro templo del corazón.
 Nos ponemos uno frente al otro, cogemos su mano y la otra libre nos la colocamos en el corazón.
 Desde nuestro centro de amor, miramos a los ojos a quien nos inspira y le decimos lo que sentimos por el/ella, de verdad, si es un verdadero sentimiento amoroso, si es miedo a la soledad, si estamos con esa persona por costumbre, por no hacer daño, por el que dirán... etc... y...pedimos a la persona que de igual manera nos diga cuales son sus verdaderos sentimientos...
 Estamos hablando desde el corazón y es muy importante lo que digamos cada uno, porque lo hacemos sin filtros ni miedos, a cara descubierta.
A esto le dedicamos varios minutos y una vez finalizado nos abrazamos y damos las gracias por la sinceridad y cariño que nos tenemos interiormente y prometemos ser así también externamente.
Si hubiera salido algún resentimiento o reproche, lo lanzamos al fuego purificador que esta en medio de nosotros. 
Nos despedimos en paz, salimos del corazón que poco a poco vuelve a su tamaño real, nos recobramos y vamos volviendo al aquí y ahora.

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho esta manera de profundizar en nuestro yo gracias

    ResponderEliminar

Recibe este e-book sólo por suscribirte!

El Tarot a tu Alcance de 21 pág.

Además recibirás nuestras novedades!

* campo obligatorio
Cerrar