7 de diciembre de 2018

Si quieres una vida mejor, crea pensamientos de amor y prosperidad para ti.

Te animo a que observes lo que te viene a la cabeza sobre ti mismo y sobre los demás, porque según sean tus pensamientos te estás creando un cielo o un infierno para ti sólito. Para ilustrar esto te voy a contar un relato hindú, que leí no se donde y que me encantó.

Un caminante, después de un pesado día de acá para allá se fue a sentar, sin saberlo, bajo un pozo mágico de deseos. Fatigado de tanto andar sintió hambre, y pensó: 
- ¡Ahora mismo me comería....!, e inmediatamente le vinieron a la cabeza un par de platos de su gusto y rápidamente apareció, flotando en el aire su comida preferida.
Vio la comida y se lanzo a por ella sin pensar de donde había venido, solo convencido de su buena suerte.
Empezó a comer y otro pensamiento le surgió:
 - ¡Si  pudiera beber algo, un buen vino sería perfecto para acompañar esta comida¡ y.. de inmediato apareció un vino estupendo.
Mientras bebía tranquilamente apoyado en el pozo, comenzó a preguntarse:

- ¿Pero, realmente qué está pasando? - ¿cómo aparece la comida sin ningún esfuerzo?¿esto de donde viene, la comida y la bebida será buena o alguien que me tiene envidia me está haciendo algún tipo de magia negra o maleficio? y con estos pensamientos negativos aumentaron sus dudas y le vinieron a la cabeza personas con las que estaba enfadado, o tenia algún tipo de resentimiento y empezó a rememorar momentos oscuros de su vida. 
Estos pensamientos le hicieron sentir un gran miedo y comenzó a recrear en su mente sus peores temores de que por sus malas acciones seres oscuros y maléficos le arrastraban al averno.  El espanto le nubló la razón al ver aparecer todo tipo de criaturas pavorosas y desagradables, comenzó a temblar y pensó: 
- ¡Seguro que me matan, tienen cara de querer hacerlo!- Y.. según su deseo así fue.

Esta leyenda tiene un significado muy claro.  Tu mente es un dador de deseos y pienses lo que pienses, tarde o temprano se verán cumplidos. Cada uno somos magos, y tenemos la capacidad de crear lo mejor o lo peor para nosotros. 
No hay nadie que te torture excepto tú mismo,  cuando comprendes y aceptas esto las cosas comienzan a cambiar en tu vida. Puedes transformar lo que quieras, píntalo de forma diferente y deja que el universo actúe en consecuencia. El lienzo de tu vida está en blanco, el pincel lo tienes en tu mente y tu ser es el que decide hacerlo de forma consciente o inconsciente, tu mandas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recibe este e-book sólo por suscribirte!

El Tarot a tu Alcance de 21 pág.

Además recibirás nuestras novedades!

* campo obligatorio
Cerrar